Vivir Viviana

Vivir Viviana

#Vivianzas Vacaciones con los niños

Todos estarán de acuerdo conmigo en que decidir irse de vacaciones no es tarea fácil y menos cuando se viaja con los chamos. Lo ideal es que todos estemos a gusto con el destino escogido. ¿Por qué? Porque debemos escoger un lugar que cumpla ciertas expectativas y que, además, se adapte a las preferencias y actividades favoritas de todos, pero sin dejar de probar cosas nuevas. Debe tener diferentes lugares para visitar y aprovechar para aprender un poco sobre sus costumbres y cultura. Por esto me parece que uno de los mejores lugares para vacacionar es Aruba, la Isla Feliz del Caribe.

Personalmente me encanta vacacionar en la playa y estar bajo el sol, pero siempre manteniendo mi piel y la de mis hijos protegida e hidratada con un buen bloqueador solar. Sentir ese calor de la naturaleza, escuchar las olas del mar y sentir la arena bajo mis pies es una de las sensaciones más maravillosas que existen. Además, si de algo estamos seguros, es de que Aruba tiene las playas más hermosas del Caribe, con sus arenas blancas y sus tranquilas aguas azul cristalino, donde los chamos pueden bañarse sin correr ningún tipo de peligro, el clima ideal para disfrutar de unas merecidas vacaciones..

Lo que sí debemos aceptar, es que viajar es una de las mejores maneras de salir de la rutina, además de ayudarnos a despejar un poco la mente y de hacer divertidas actividades físicas en compañía de los niños. Súmale a las ventajas que el tiempo de viaje es muy corto, por lo que los niños no pasarán horas aburridos esperando llegar.

Todos saben que nada me gusta más que poder regalarles a mis hijos nuevas experiencias y recuerdos que estarán con ellos eternamente; esta es la razón por la que considero que Aruba es uno de los mejores destinos a la hora de viajar, posee un gran compendio de actividades y destinos turísticos y recreativos ideales para ellos. Cuenta con la combinación perfecta de parques tanto naturales como de diversiones, sol, playa, actividades físicas, escalas, etc.

Definitivamente, es una de las mejores opciones para despejar nuestra mente del estrés constante de la ciudad, la rutina diaria y todo aquello que a veces nos hace olvidarnos de que, en los momentos más simples, podemos lograr memorias que perduren para toda la vida.