Mujer real

Mujer real

Tips sencillos para cambiar tus hábitos alimenticios

Cuando escuchamos la palabra “cambio” inmediatamente nos angustiamos. El cambio no es algo a lo que estemos acostumbrados y por eso nos resistimos, pero a la vez debemos entender que los cambios siempre nos necesarios para nuestro bien.

Formar hábitos de alimentación nuevos es algo que todos podemos hacer si nos lo proponemos realmente. Con disciplina y voluntad sí es posible lograr cambiar.

A continuación te presentamos tips sencillos para cambiar tus hábitos alimenticios

 

  • El cambio no significa restringir sino crear nuevos hábitos 

Luchar contra hábitos negativos puede ser muy difícil. Lo ideal es incluir nuevas costumbres que volverán obsoletas las que deseas cambiar. Así que no dejes tu café de la mañana, sólo toma un jugo de verduras 20 minutos antes.

  • El cambio debe ser gradual, sin prisas y sin comparaciones

Los cambios se hacen poco a poco. La costumbre del cuerpo es muy distinta a la de tu mente. No abandones el intento porque se te hace drástico o difícil de seguir.

  • El cambio  no debe ser una penitencia

Si no disfrutas hacer algo, terminarás dejándolo o buscando pretextos para justificar el abandono. Si empiezas a comer ensaladas, busca tu favorita. Si ahora vas a desayunar ligero, busca combinaciones que te gusten más.

  • El cambio debe hacerse por convicción

Es una verdad universal. Puede que alguien te motive o que tengas unos objetivos claros. En todo caso, lo ideal es que estés convencido de hacerlo.

  • El cambio deber ser fácil, práctico y adaptable a tu estilo de vida

Si el cambio es complicado lo más probable es que abandones los objetivos repentinamente. Comienza con algo que sea más fácil para ti.