Soy Mamá

Soy Mamá

¡SOS! Mi hijo es adicto a la tecnología

Los teléfonos inteligentes causan un mal irreversible en los más importantes, los pequeños. En la actualidad, es muy común ver a los niños con esta tecnología, hasta el punto que la misma presión social los obliga a tenerlo para ser aceptados, cosa que a los niños les importa muchísimo.

s-o-s-mi-hijo-es-adicto-a-la-tecnologia


Un padre en Colorado, Estados Unidos, ha comparado esta “necesidad” con la adicción a las drogas o al alcohol y creó un frente de padres de familia contra estos aparatos electrónicos.

Su afán fue tal, que lanzó una iniciativa que apoya prohibir la venta y posesión de “smarthphones” a menores de 13 años. El hombre comenzó su lucha al notar que sus hijos vivían dentro de una pantalla del celular y se ponían malcriados e incluso agresivos, cuando trataba de alejarlos para hacer otra actividad.

Otro ejemplo se vio en un estudio del “impacto de la tecnología en niños”, de la asociación de chico.net, que informó que la preocupación de los representantes, motivados al uso de la tecnología, se presentan por dos razones: cuando los padres confunden su poca habilidad tecnológica con menor autoridad y cuando subestiman para establecer criterios de restricción y protección.

Podemos evitar este problema estableciendo límites, entendiendo que somos generaciones distintas que conviven y tiene atracciones diferentes.

Nuestros hijos poseen una inteligencia visual más desarrollada que nosotros y eso es una realidad, además de un procesamiento más rápido de la información, pero menos crítico, es por ello que la educación de los padres es fundamental.

Todos sabemos que las restricciones del tiempo en Internet son muy relevantes, pero es de suma importancia que supervisemos las actividades de nuestros pequeños. Aunque se nos haga complicado o sintamos que no tenemos el tiempo para hacerlo, es completamente necesario, porque ellos no tienen un criterio interno de cuidado. Por eso necesitan de nuestra ayuda, la guía de alguien que sepa qué es lo mejor para ellos.