Mujer real

Mujer real

¡No puedo dejar de revisar su celular! | Belkis Carrillo

Cada vez que revisas el celular de tu pareja, la gran verdad que hay afuera es “TE SIENTES MALQUERIDA”.

Sabes que algo está mal, sabes que no es la historia con la que soñabas, él no se comporta como “para tí” se comportan los hombres enamorados y allí, justo en ese momento en lugar de asumir, quizás me equivoque, ELIGES DISTRAERTE jugando a la detective.

Muchas veces encontrando y sufriendo en silencio, porque el objetivo real no es encontrar algo para dejarlo o para mejorar la relación, es solo encontrar para demostrarte a ti misma, de manera enfermiza, que tienes razón, que él es el malo de la película.

Hay muchas razones por las cuales has elegido esta especie de adicción, algunas podrían ser:

  • Tus modelos de pareja (papá y mamá) eran el infiel y la detective.
  • Relaciones anteriores en las que te fueron infiel, te marcaron tanto que no dejas de buscar.
  • Andas con amigas tóxicas que fomentan estas costumbres enfermizas, “es mejor estar alerta”, te dicen.
  • Fuiste una niña abandonada y por ende desestabilizas tus relaciones para ser abandonada otra vez (y atosigando y persiguiendo al hombre, lo lograrás muy rápido).

En fin, las razones pueden ser miles, sin embargo, cuando ya eres adulta, el hecho de no tener una vida con bienestar, es enteramente tu responsabilidad.

He escuchado pacientes decir: cuando me monte cachos lo dejo, cuando me pegue lo dejo, cuando tenga un hijo con otra lo dejo, si deja de dormir una noche aquí lo dejo y así… ocurre todo esto y ellas siguen allí. ¿Para qué? Para vivir el placer que les genera SIEMPRE tener la razón. ¡Yo sabía! Es su frase predilecta.

Casi como, yo sé que soy infeliz, pero al menos soy la que SÉ, la que siempre descubre lo que está pasando. La detective sufrida. En este mundo hay dos tipos de personas, los que quieren ser felices y los que quieren tener la razón, y estas mujeres están en el segundo e infeliz grupo.

En estos días una chica me decía “él siempre cambia la clave de su celular, y yo se la descubro, no sé cómo pero tengo esa suerte”. ¿Suerte? Yo le llamo masoquismo, para cuando ella me contaba eso, ya el esposo de años, tenía hasta hijos con otra y ella seguía casadita con él pero creyendo que se las sabía todas.

Revisar y llorar escondida es más fácil que ponerse los pantalones y dejarlo, por eso hay tantas detectives sin título hoy en dia.

Trata de observarte a ti misma en esta conducta de persecución y pregúntate si eso es el amor para ti, ¿“OBLIGARLO A ESTAR CONTIGO” es lo que aprendiste que era una relación de pareja?

  • Si tu respuesta es sí, quizás tú te merezcas al infiel, porque es la única forma en que podrías vivir tu concepto de amor.
  • Si tu respuesta es NO, entonces deja de buscar
  • Si te sientes malquerida, háblalo con tu pareja y pídele lo que necesitas, si lo obtienes sigue adelante y disfruta tu relación.
  • Si no lo obtienes, sal de allí y vuelve a empezar tantas veces como sea necesario para que tengas una vida de pareja digna y feliz.

 

Escrito por Belkis Carrillo

Psicóloga Venezolana. Coach.Terapeuta de Parejas. Conferencista

www.psicoespacio.net

Instagram @psico_espacio

Twitter @psico_espacio