Mujer real

Mujer real

Llegar juntos al orgasmo ¡sí es posible!

Primero que nada queremos aclarar que la idea de alcanzar el orgasmo al mismo tiempo viene dada por lo que vemos en el cine y la televisión. Sí, ese momento perfecto de sincronización absoluta ocurre en prácticamente todas las  escenas de amor. Y puede ocurrir también en la vida real con nuestra pareja, para ello necesitamos seguir un par de recomendaciones, pero sobretodo lo que debemos hacer es no obsesionarnos con la idea del orgasmo simultaneo. Porque es tan probable que ocurra, como que no.

Lo importante es disfrutar de la intimidad, y no creer que lo único importante en el sexo es el orgasmo.

 

  • Sin presión 

Muchas parejas se concentran únicamente con la idea de llegar al orgasmo y lo único que logran es una frustración tremenda, tanto por no alcanzarlo en solitario como por no causarlo en su pareja. Por eso debemos dejar atrás esa idea del sexo perfecto y sincronizado, y simplemente relajarnos.

  • Juegos previos

Los juegos previos son absolutamente necesarios, no solo para alcanzar el orgasmo en pareja, sino porque además crean el escenario y la preparación perfecta para el sexo. Los besos intensos y caricias serán tus mejores amigos para excitar a ti y a tu pareja.

  •  Atención a las señales 

Conocer las señales que da tu pareja a medida que avanzan durante el sexo es fundamental. Saber que las reacciones de su cuerpo, su ritmo, su tiempo, sus sonidos y gemidos, todos son indicadores. Si sientes que estás cerca del orgasmo y a tu pareja aún le falta, puedes intentar enlentecer el ritmo o cambiar de posición a una en la que puedas alargar un poco más. Si por el contrario es tu pareja la que está por llegar al orgasmo, puedes acelerar el ritmo o buscar una posición que aumente tu sensibilidad.

  • Él/ella llegó al orgasmo y tú no

Existe la falsa creencia que después que alguno de los dos ha alcanzado el orgasmo el sexo tiene que terminar, y realmente no tiene porqué ser así. Sea quien sea, tu pareja o tú,  pueden seguir estimulando al otro para que también tenga su final feliz.