Soy Mamá

Soy Mamá

Cómo impulso los talentos de mis chamos correctamente

Uno de nuestros principales deberes como madres es estar atentas a cada paso que dan nuestros chamos, para guiarlos, ayudarlos e impulsarlos, hasta que ellos estén en condiciones de dar sus propios pasos.

Cómo impulso los talentos de mis chamos correctamente - www.vivianagibelliweb.com


Es muy importante que durante la infancia y el crecimiento de nuestros pequeños los incentivemos a practicar diversas actividades más allá de las escolares, para que ellos mismos puedan descubrir qué les gusta hacer, qué les apasiona y en lo que realmente se destacan o quieren destacarse en un futuro.

Cultivar sus dones es nuestra tarea, para que al crecer sean adultos exitosos y cumplan sus propias metas.

¿Cómo identificar sus talentos?

Para conseguir talentos hay que esculpir y limpiar hasta conseguir el diamante que deseamos. Lo principal es estar atentas a los detalles. Si tu hija canta en la ducha, frente al espejo y no se le escapa una ocasión para presumir su voz frente a todos, ¡ahí está! la futura artista de la casa.

Pero no siempre tenemos chamos tan expresivos, y hay veces que los talentos no están a flor de piel. Trata de fijarte en cuáles son las materias en las que tiene mejor nota en el colegio, ponle música, vean películas juntos y verás que en los pequeños momentos encontrarás la respuesta de qué es aquello que lo mueve.

Manos a la obra 

Si ya sabemos qué le gusta, lo demás es sencillo. Si lo que le gusta es la cocina, apúntalo en un curso, si es el baile o la danza, inscríbelo en un estudio o escuela, y si es algún deporte, ponlo a practicar en un equipo.

Con el tiempo verás los resultados y sentirás la satisfacción de que tu pequeño hace lo que ama gracias a que mamá estuvo pendiente de sus gustos durante su niñez.

Por último, durante el proceso sé su fan número uno, aliéntalo y apóyalo, pero eso sí, no lo fuerces. Recuerda que está en pleno crecimiento, conociéndose a sí mismo y familiarizándose con lo que lo rodea, puede cambiar de gustos y querer otra cosa, confía en tu pequeño y acompáñalo en su autodescubrimiento.