Soy Mamá

Soy Mamá

Cómo fortalecer la autoestima de tus hijos

La importancia de una buena autoestima es fundamental para nuestros hijos, y es nuestro deber como padres estimularla y fortalecerla, que tu hijo (a) tenga una buena autoestima determinará su personalidad y su manera de relacionarse con todo lo que le rodea: desde su forma de pensar, las decisiones que tome y las cosas que haga, todas están directamente relacionadas con la autoestima. A continuación te dejamos varios consejos para fortalecer la autoestima de tus hijos.

 

  • Reconoce y celebra sus logros: Pequeños o grandes, los logros que tu hijo alcance son importantes, pero más aún es que sus padres lo reconozcan. Recuerda que ahora tú eres su principal modelo a seguir y tu opinión es fundamental para tu hijo.

 

  • Corrige las creencias erróneas que tiene sobre si mismo: A menudo los niños tienden a compararse con el resto, sea con sus hermanos, primos o compañeros de clases y al ver que no son iguales a otros se frustran y caen en pensamientos negativos como “soy malo para los deportes”, o “yo no sirvo para las matemáticas”.

 

  • Motívalo a descubrir todo lo que puede hacer: De nuevo, el papel de los padres es fundamental para la autoestima de sus hijos, su principal motivación debes ser tú. Motívalo constantemente y tu hijo nunca dejará de aprender.

 

  • Escúchalo con atención: Nadie duda del amor que tienes por tu hijo, pero quizás para él tu amor queda a prueba cuando intenta decirte algo y tú no lo escuchas con atención. Los niños deben poder sentirse escuchados, tomados en cuenta, que su opinión sea tomada en cuenta.

 

  • Dale responsabilidades: Hazlo responsable de pequeñas tareas acordes a su edad.

 

  • Guíalo para que encuentre sus propias soluciones: Como padres debemos evitar darle todas las soluciones a sus problemas, cuando te veas a punto de hacerlo dile : ¿qué podemos hacer para solucionarlo? e involúcralo en el proceso

 

  • Demuéstrale tu afecto: Pequeñas cosas como besarlo, abrazarlo y decirle que lo amas son más importantes de lo que piensas.

 

  • Evita las comparaciones: Esta es una de las peores cosas que podemos hacerle a nuestro hijos y podemos pensar que es inofensiva pero realmente no lo es. Ya sea compararlo con sus hermanos, primos, amigos o hasta otros niños en la calle la comparación es algo que como padres debemos evitar. Recuerda que cada niño es diferente.