Éxito en acción

¿Cómo estructurar un buen presupuesto? | Asdrúbal Oliveros

¿Cómo estructurar un buen presupuesto? | Asdrúbal Oliveros - www.vivianagibelliweb.com


El presupuesto de una empresa que fabrica helado no puede ser igual al de una compañía de aviación ¿no es cierto? De la misma manera el presupuesto de una persona soltera, recién graduada de la universidad y en su primer empleo no puede ser igual al de alguien que tiene una familia con tres hijos y planea retirarse pronto. Esto se debe a que lo que funciona en un caso puede no funcionar para otro, y por tanto se debe observar el detalle de cada una, porque las metas a nivel individual son distintas y están sujetas a la realidad de cada quien.

Además, en la actual crisis bajo la que nos encontramos inmersos se nos hace más complicado realizar un presupuesto en líneas generales para algún individuo particular. Sin embargo, siempre se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Los ingresos mensuales. Contemplar los ingresos fijos que provienen del salario. Intentar generar ingresos extra desde tu casa, en tu tiempo libre, o “matar tigres”. Ejemplo: Vende artículos en Mercado Libre, haz carreras de transporte, cocina tortas, o explota algún talento que tengas. Cualquier ingreso adicional suma y ayuda.
  2. Gastos fijos. Son aquellos que siempre deben estar contemplados en tu presupuesto. Ejemplo: alimentación, estudios, transporte, seguro de vida, etc. Apaga las luces, el televisor, intenta cambiar tus planes de suscripciones por otras más económicas, haz todo lo posible por ajustar.
  3. Recorta gastos variables, sustituye por otras opciones menos costosas, elimina aquellos que sean innecesarios, los vicios, los lujos, entre otros.
  4. Aunque en Venezuela es un tema complicado, lo ideal sería ahorrar alrededor del 30% del salario, para que poco a poco vayas creando un patrimonio. Este ahorro debe ser en alguna divisa, ya que el bolívar es una moneda muy devaluada y que pierda cada vez más capacidad de compra dada la galopante inflación, por lo que la mejor opción es protegerse en una moneda dura.
  5. Ten un colchón para imprevistos. Por ejemplo: si se te daña la nevera, si debes comprar un repuesto, etc.
  6. Utiliza las tarjetas de crédito como un comodín, siempre siendo muy responsable y disciplinado, contemplando el pago de tus cuotas o intereses en el presupuesto mensual.
  7. A final de mes revisa si lograste el presupuesto que te planteaste y realiza los ajustes que consideres necesarios.

Es vital cuidar el presupuesto familiar, y hacerle seguimiento continuo sin tener pena en reajustar y recortar. La situación actual es muy difícil y complicada, así que mientras intentamos surfear la crisis podemos terminar ahogándonos si no estamos preparados, así que siempre es importante recordar no gastar más de lo que tenemos, ni endeudarnos más de lo que podemos pagar.

 

Asdrúbal Oliveros 

ecoanalitica.com

Instagram @aroliveros

Twitter @aroliveros