Soy Mamá

Soy Mamá

Estas son las vitaminas que debes consumir durante tu embarazo

Durante el embarazo las necesidades de nuestro organismo aumentan, porque estamos dando lugar a  una vida que crece y depende desde el primer momento de nosotras. Por más que cuidemos nuestra alimentación, siempre vamos a necesitar una ayuda extra para poder nutrir a nuestro bebé y a nosotras mismas de todo lo que necesitamos para tener un embarazo saludable. Las vitaminas prenatales son nuestro mejor aliado inclusive desde antes del embarazo, ayudando a que nuestro cuerpo esté en óptimas condiciones para alojar a nuestro bebé. Si no sabes qué vitaminas tomar a continuación te presentamos una guía de las principales vitaminas que no puedes dejar por fuera.

Ácido fólico
El  ácido fólico es un tipo de vitamina B que todas las mujeres debemos tomar durante el embarazo. La ingesta diaria de acído fólico previene posibles defectos y malformaciones en el cerebro y la médula espinal. Sus beneficios no se reducen solo al plano neurológico,  el ácido fólico también reduce el riesgo de otros defectos como el labio leporino y ciertos defectos cardíacos, e incluso puede reducir el riesgo de padecer la temida preclampsia.

Hierro

Unas de las principales afecciones que pueden sufrir las mujeres durante el embarazo es la anemia por falta de hierro, esto es algo que debes evitar a toda costa porque pudieras tener riesgo de sufrir un parto prematuro y que tu bebé tenga bajo peso al momento de su nacimiento.

Calcio

El calcio es fundamental para el desarrollo de los huesos, nervios y músculos de tu bebé, además recordemos todos los cambios físicos que sufre el cuerpo y el organismo de la mujer durante el embarazo, el calcio es un elemento que te ayudará a tener un embarazo sano.

Magnesio

El  magnesio desempeña un papel fundamental en todos los procesos de crecimiento porque funciona como transmisor de información entre los nervios y los músculos, controlando la actividad muscular. Su déficit pudiera generar abortos espontáneos o contracciones antes de tiempo.

Yodo

Esencial para el desarrollo cerebral del bebé, se recomienda no solo durante el embarazo sino también en el período de lactancia. Su deficiencia está asociada al bocio, hipotiroidismo, retraso del crecimiento, estrabismo y deterioro intelectual y psicomotor.

 

Vitamina D

Esta vitamina tiene un papel esencial en el bienestar de tu bebé: es la encargada de mantener los niveles adecuados de calcio y fósforo en el organismo. Si llega a faltarte la vitamina D, tu bebé pudiera desarrollar raquitismo, padecer de crecimiento óseo anormal y retrasos en su desarrollo físico.