Soy Mamá

Soy Mamá

Dormir bien durante el embarazo sí es posible

Dormir bien es indispensable para el buen funcionamiento del organismo. Y dormir bien cuando estamos embarazadas es aún más importante, porque debemos cuidar no solo nuestra vida sino también la de nuestro bebé.

Durante los meses de gestación, es posible que algunos síntomas como las náuseas, la acidez estomacal y las ganas de orinar no nos permitan dormir tan bien a como estamos acostumbradas a hacerlo, pero no es imposible conseguir ese sueño reparador que tanto necesitamos.

  • Reduce tu consumo de cafeína
    Bebidas como café, té, refrescos y chocolate contienen cafeína. Evítalas por completo por la tarde y por la noche también.
  • Bebe menos en las últimas horas de la tarde y de noche
    Aunque es importante mantenernos hidratadas en el embarazo, puedes ir disminuyendo la cantidad de líquido a medida que avanza el día: bebe más en la mañana y poco a poco redúcelo hasta llegar a la noche. Así evitarás levantarte varias veces para ir al baño.
  • Evita las comidas pesadas y muy condimentadas antes de acostarte
    Las comidas picantes o muy ácidas pueden causar acidez e indigestión. Es mejor disfrutar de comidas ligeras y cenar más temprano. Deja que transcurran dos o tres horas antes de irte a la cama después de comer, para poder digerir.
  • Come algo ligero antes de acostarte para evitar las náuseas
     Si sufres de náuseas, evita irte a dormir con el estómago vacío. Come con frecuencia alimentos simples como galletas saladas, sobre todo antes de acostarte.
  • No hagas ejercicio durante las últimas horas de la tarde ni en la noche
    Aunque el ejercicio es excelente durante el embarazo para tu salud física y mental, asegúrate de hacerlo lo suficientemente temprano para darle a tu cuerpo tiempo para relajarse, de lo contrario estarás agitada y alerta.
  • Duerme sobre tu lado izquierdo
    Si no lo estás haciendo ya, acostúmbrate a dormir sobre tu lado izquierdo. Esta posición ayuda a que la sangre y los nutrientes fluyan hasta tu bebé y tu útero, además de que ayuda a tus riñones a eliminar desechos y fluidos. Acostumbrarte a dormir en esta posición ahora, te ayudará a dormir mejor cuando tu pancita esté más grande.

Importante: No desesperes, es normal que durante el embarazo nos preocupemos muchísimo por el bienestar del bebé, tanto así, que a veces terminamos olvidando que nuestra salud también es importante, de hecho, más de lo que creemos, porque si nosotras estamos bien, ellos lo estarán.

Estas horas de sueño te servirán para que esos meses con un pesito adicional, sean más llevaderos, evitarás depresiones y te sentirás más relajada.