Lo de Hoy

Consejos para ser una influencia positiva en las redes sociales

En una actualidad donde a nivel mundial las redes sociales transmiten información de manera viral con tanto auge y sin ningún tipo de limitación, es de esperarse que, así mismo, se ponga en riesgo la veracidad del contenido o medio involucrado.

Nuestra manera de hablar, expresarnos y escribir refleja quiénes somos realmente. Aunque parezca mentira, hoy en día la reputación que tengamos en las redes tiene peso hasta en nuestro currículum, y es que pudieran convertirse en un arma de doble filo: buenas para hacernos brillar o malas para perjudicarnos. Así como también, un perfil psicológico de nuestra vida.

Si te interesa saber cómo ser una buena influencia en las redes sociales y que no solo le gustes a tus amigos, sino también a la gente en general, te invito primero a que te busques en Google, porque nunca sabes qué tipo de información pudiera estar recorriendo en internet sobre ti.

  • Cuida tu imagen

La primera impresión vale mucho, por lo que es necesario que tomes en cuenta reflejar una buena foto de perfil en donde preferiblemente se muestre tu cara. Las fotografías grupales de perfil no son muy recomendables porque impiden que las personas logren saber quién eres, y si no te conocen, será más complicado que lo sepan. Evita sobrecargar, un fondo unicolor te ayudará perfectamente.

Por otra parte, la llamada “Bio” debe ser sencilla y que te defina en pocas palabras.

Los comentarios que escribas y a quén le escribas también pudiera decir mucho de ti, sin olvidar también el tipo de cuenta que sigas.

Ten sumo cuidado con la manera en que te expreses (si bien es cierto que es tu cuenta, no olvides que te está viendo todo el mundo). Cuídate de hacer comentarios u opiniones que lleven insultos o posturas radicales que demuestren intolerancia.

  • Evita los errores ortográficos

A nadie le gusta seguir a una persona que escriba mal, bien sea en Twitter, Facebook o Instagram. No es muy agradable a la vista y dice mucho de ti. Por eso, siempre que vayas a publicar una información por más simple que sea, verifica con ayuda del diccionario o un corrector de ortografía para evitar caer en vergüenza sin necesidad.

  • Publica y/o comparte información valiosa

El valor agregado se lo das tú, más allá de que publiques lo que te gusta, también es interesante que conozcas quiénes te siguen y qué necesitan esas personas de ti. Quizá un chiste que los haga reír, un mensaje de aliento, una palabra de consuelo, una imagen que les transmita paz, un dato curioso o simplemente un lugar donde ellos puedan entretenerse.

  • Cuídate de la información que compartas

¿Te gusta darle “me gusta” y “compartir” a todo? ¡Cuidado! Algunas veces darle a ese botoncito -sin querer- pudiera traerte problemas no solo personales sino también laborales. Porque al compartir cualquier clase de contenido también habla de ti bien o mal, pero habla. Así que recuerda verificar,

  • Evalúa con detenimiento las cuentas que quieres seguir

¿Qué categoría te gusta? ¿Cuál es tu fuente favorita? Cuida con detalle las cuentas de cualquier tema que quieras seguir: política, sociales, farándula, deportes, noticias, cine, humor, etc. La mejor recomendación es que, aún cuando no necesariamente deben ser medios conocidos o personalidades famosas, sí es considerable que veas qué aporte tiene esa cuenta para ti y es clave que, para efecto de temas más serios, busques cuentas oficiales y verificadas.

  • Depura las publicaciones pasadas

Al principio cuando comenzamos las redes sociales, muchos no nos imaginamos el impacto que eso pudiera producir en nuestra vida y quizá eso hizo que nos relajáramos a un punto de no tomarlas con tanta seriedad.

El mejor consejo para mostrar lo mejor de nosotros es limpiar esas publicaciones antiguas que no aportaban nada y que probablemente nos dejaban en evidencia más de la cuenta. Recuerda que importa quién eres ahora.

  • Configura la privacidad

Especialmente en Facebook contamos con opciones que nos ayudan a proteger y delimitar el alcance de las publicaciones. Por ejemplo, si solo quieres que lo veas tú, tus amigos/familiares o totalmente público. Esto, aunque no es algo nuevo, muchas veces se olvida y con los cambios constantes que hace Facebook debemos estar muy pendientes.

  • Separa tu cuenta personal de la laboral

Aunque no es de costumbre, hay personas que prefieren reservar mucho más su información, entonces prefieren crear dos cuentas: una personal donde estén solo sus amigos y familiares y una laboral donde únicamente estén compañeros de trabajo. Es tú decisión. Lo que sí debes tomar en cuenta es que sea cual sea la cuenta lo importante siempre será que aportes algo valioso a tus seguidores.

  • Sé tu mismo

¡Diviértete y aporta lo mejor de ti! Toma en cuenta cada consejo como una manera que te ayudará a ser mejor persona. No olvides que tu estilo te define y es lo que marca la diferencia. No intentes copiar a otros o aplicar estrategias para buscar fama de una manera deshonesta.