Soy Mamá

Soy Mamá

Consejos para alimentarte bien durante el embarazo

La mayoría de las mujeres embarazadas necesitan incrementar las proteínas que consumen, ciertas vitaminas como el ácido fólico y minerales como el hierro, además de comer algunas calorías extra para tener más energía.Algo que muchas no entienden es que comer mejor no significa comer más o mucho más.

Si tienes un peso adecuado al inicio de tu embarazo, no necesitarás calorías extras durante el primer trimestre. Durante el segundo trimestre, tu bebé sólo necesita que añadas 340 calorías más por día y alrededor de 450 calorías adicionales por día durante el tercer trimestre.

Evita alimentos crudos o poco cocidos

 

Hay ciertas bacterias que crecen con facilidad en los alimentos que no están cocinados. Estas bacterias pueden causarte una enfermedad llamada listeriosis, que es peligrosa para el bebé. Por ejemplo, el ceviche y el marisco crudo (incluyendo las ostras y el sushi no cocinado), la leche que no esté pasteurizada o los quesos blandos pueden contener estas bacterias.

También hay que tener precaución con los embutidos, así como con chorizos, salchicas, jamón serrano y con las carnes crudas o poco hechas y el paté. Por otro lado, cuando prepares vegetales, es muy recomendable que los laves bien porque pueden tener bacterias que producen listeriosis, salmonella y otras infecciones.

Evita el alcohol y la cafeína

 

El alcohol tiene consecuencias serias para la salud del bebé (problemas físicos, de aprendizaje y hasta emocionales). La cafeína es también algo con lo que hay que ser prudente. Algunos casos en los que el bebé nace con bajo peso o incluso nace sin vida, se han vinculado a las grandes cantidades de cafeína que tomaba la mamá, pero no está confirmado.

Toma vitaminas

 

Necesitarás 400 mcg de ácido fólico todos los días antes de quedar embarazada. La falta de ácido fólico se ha relacionado con defectos del tubo neural como la espina bífida. Pregunta a tu médico si necesitas tomar algún otro suplemento.
Más adelante, puede que el médico te recomiende tomar hierro o calcio para asegurarse de que tienes una cantidad suficiente de estos minerales claves. Otros especialistas también recomiendan que tomes vitamina D durante el embarazo.

Si eres vegetariana estricta (no tomas ni huevos ni leche) o tienes diabetes, diabetes del embarazo, o anemia, o si has tenido una historia previa de bebés nacidos con poco peso, debes hablar con tu médico acerca de tu alimentación y las vitaminas extra que puedes necesitar.

 

Aumenta de peso gradualmente

 

En general debes intentar aumentar entre 11 y 16 kg si comenzaste el embarazo con el peso recomendado. Si estabas por debajo de tu peso normal al queda embarazada, puedes aumentar un poquito más, entre 13 y 18 kg. Y si tenías sobrepeso al comienzo del embarazo, debes intentar que sean entre 7 y 11 kg.
La forma en la que subes de peso es tan importante, o incluso más, como la cantidad total que aumentes. Es muy probable que lo que aumentes de peso durante el primer trimestre sea lo menos que subas durante todo tu embarazo. Después, en el segundo y tercer trimestre, aumentarás más o menos un kilo por semana.