Mujer real

Mujer real

¿Cómo elegir el corrector adecuado para cada tipo de piel?

Principalmente debemos saber que el objetivo del corrector es lograr que la piel se vea perfecta y limpia, permitiendo que el cutis tenga una tonalidad uniforme.

Actualmente hay distintos tipos de correctores en el mercado como lo son:

  • Corrector líquido

    Ideal para las personas de piel grasa o propensas al acné, ya que su cobertura es más pareja y puedes controlar los tonos mate o brillantes dependiendo de la ocasión o momento del día. Se aplica con el dedo anular limpio dando golpecitos o usando el aplicador; siendo el ideal para todas esas pieles que tienen arrugas porque las disimulan de una manera sencilla.

  • Lápiz Corrector

    Es utilizado en pieles sensibles o incluso las más secas, este tipo de correctores incluyen acabados brillantes o mates; comúnmente es ideal para cubrir zonas puntuales como la nariz y las ojeras. Sin embargo, al ser semisólido, puede ocasionar que al deslizar el lápiz se acumule maquillaje y este quede mal colocado, pero no desesperes. Puedes arreglarlo utilizando tu dedo y con pequeños golpecitos hacer que tenga una apariencia pareja.

  • Corrector Cremoso

    Este tipo de corrector es ideal para las pieles mixtas, normales o extremadamente sensibles. Su cobertura es pareja y es especialmente utilizado para cubrir las ojeras y decoloraciones severas como melasmas o manchas de piel. Este tipo de corrector puede aplicarse con el dedo o una esponja suave, pero debes evitarlo si tu piel tiende a tener arrugas ya que una vez aplicado y con el paso del tiempo, solo lograrás que se noten mucho más.

  • Corrector en Polvo

    Es el más recomendado para pieles normales, secas y sensibles, siempre que no sea propensa al acné y como tiene una estructura similar al corrector cremoso, es muy simple de usar ya que se desliza fácilmente.

 

 

El Verde neutraliza al Rojo

Si aplicas directamente el corrector beige sobre las zonas más rojas de tu rostro, estas no desaparecen sino que tienden a destacar. Esto se debe a que el color complementario del rojo es el verde, por lo tanto es ideal para las imperfecciones como granitos o marcas de acné, eczema, rosácea, alergias o reacciones que produzcan enrojecimiento de la piel. Aplica un poco de corrector verde sobre las partes que así lo necesiten y difumina bien el producto antes de aplicar el corrector color beige y verás cómo desaparecen esas imperfecciones.

El Morado neutraliza al Amarillo

Este corrector es el adecuado cuando se tiene una piel de color cetrino o amarillento, ojeras de color marrón amarillento o zonas poco iluminadas o apagadas. Solo se debe aplicar sobre la zona que lo necesite, difuminar y luego aplicar el corrector color beige o tu base de maquillaje preferida y listo.

El Naranja neutraliza el Azul

Esta es la opción más confiable e ideal para las ojeras marcadas de color azulado o venitas azules que suelen marcarse en algunas partes del rostro, manchas o imperfecciones azuladas. Ésta, al igual que las anteriores, solo debes aplicarla en las zonas afectadas y difuminar muy bien antes de aplicar tu base de maquillaje preferida.

 

Foto cortesía: @lorealmakeup