Soy Mamá

Soy Mamá

Colecho: beneficioso para tu bebé y para ti

 

El colecho es la practica en la que los bebés o niños pequeños comparten la cama durante las horas de sueño nocturno con sus padres, pudiendo ser solo la madre o madre y padre a la vez.  El colecho fue una practica muy común hasta mediados del siglo 19 cuando la arquitectura de las casas cambió, dando lugar a las habitaciones propias para cada miembro de la familia. Pero nunca dejó de practicarse por completo, de hecho con las nuevas tendencias de la maternidad el colecho empezó a cobrar protagonismo de nuevo. Dormir con tus hijos es algo que va más allá del simple hecho de compartir la cama, el colecho tiene numerosos beneficios para la salud y el desarrollo de tu bebé. Sigue leyendo para que los conozcas.

El colecho:

 

  • Promueve la lactancia materna como fuente principal de la alimentación y nutrición del bebé, facilitando además las tomas nocturnas.
  • Aumenta los episodios de sueño REM.
  • Disminuye la apnea del sueño en los bebés.
  • Los bebés que se duermen junto a sus madres tienen un sueño más tranquilo y reparador, de esta forma el bebé se duerme con más facilidad y hay menos riesgo de despertares nocturnos.
  • Sincroniza los ciclos de sueño de la madre y el bebé.
  • Potencia el vínculo afectivo entre padres e hijos, promoviendo la comunicación y la interacción familiar.
  • Disminuye el riesgo de muerte súbita
  • Favorece el desarrollo de una autoestima sana y posteriormente de la autonomía personal.