Soy Mamá

Soy Mamá

Conoce más sobre el cáncer infantil | Dr. Nicolás Cárdenas

La palabra cáncer siempre tiene una connotación de mucho miedo y temor, pero el que esa palabra se de como un diagnóstico en un niño nos hace pensar en injusticia y desesperanza.

Esta es la semana del cáncer pediátrico y aún cuando sigue siendo una enfermedad muy grave, las estadísticas de sobrevida y curación de esta enfermedad en pacientes pediátricos son cada vez mejores.

Las enfermedades oncológicas más comunes en niños son:

  • Leucemias
  • Tumores de tejido nervioso (cerebro y médula)
  • Neuroblastoma
  • Tumores renales (Tumor de Wilms)
  • Rhabdomiosarcoma  (Tumores de tejido muscular)
  • Retinoblastoma (Tumores oculares)
  • Tumores óseos (osteosarcoma y Tumor de Ewing)

Los demás tumores pueden aparecer en niños pero son muy raros y son más comunes en adultos.

Los tipos de cáncer que se desarrollan en niños, son el resultado de variaciones en el DNA celular que se desarrollan muy temprano en la vida, incluso durante la etapa de gestación, esto quiere decir que en su gran mayoría no están asociados al ambiente o los hábitos de vida.

Este tipo de tumores responden mejor a la quimioterapia y los niños en general toleran la quimioterapia mejor que los adultos. La radiación puede tener más complicaciones en los niños, pero el uso combinado de estas terapias puede ser milagroso en algunos cánceres pediátricos. La cirugía siempre será parte del tratamiento en la gran mayoría de los tumores sólidos, en general el tratamiento es una combinación de todas las armas en el arsenal terapéutico.

El tratamiento de los pacientes pediátricos requiere un seguimiento muy acucioso incluso después de tener una remisión o después de haber una curación.

El cáncer en la edad pediátrica no es común,  es menos del 3% del total de cáncer diagnosticado para la totalidad de la población.

Las estadísticas de sobrevida, en especial para las leucemias y linfomas están por encima del 80%. Sin embargo, no todos los tipos de cáncer presentan estadísticas tan buenas.

Lo más importante en esta situación es llevar al niño a un sitio donde se concentren varios especialistas en pediatría, en estos casos hay pediatras oncólogos y pediatras hematólogos, que trabajan en coordinación con otros especialistas pediátricos para lograr el mejor resultado posible.

Es importante que los padres sepan que el tratamiento multifactorial tiene buenos resultados y que tiene que estar dirigido por un especialista, las estadísticas están mejorando todo el tiempo pero no podemos decir que los tumores son curables siempre.

Una de las maneras más adecuadas de prevenir el cáncer en niños es llevar al paciente a sus controles pediátricos, los padres deben preguntar si tienen dudas y si encuentran alguna masa o quiste nuevo, en cualquier parte del cuerpo llevarlo para que sea visto por su pediatra, la mayoría de las veces no son patologías de importancia.

Estamos mejorando en nuestros tratamientos para todos los tipos de cáncer en niños.

 

Escrito por: Dr. Nicolás Cárdenas
Médico Pediatra
Mipedi.com
Twitter @mipedi
Instagram @mipedialdia