Mujer real

Mujer real

“Café-siesta” la innovadora y efectiva forma de tomar café

Tomar café para sentirnos más concentrados y despiertos es algo que todos hemos hecho alguna vez. El café es conocido por ser un poderoso estimulante con propiedades más que comprobadas, además de su delicioso aroma y sabor, esta bebida es ampliamente disfrutada y conocida en todo el mundo. Pero, ¿que tal si te decimos que todo este tiempo has estado tomando tu café de la forma equivocada?

Lo normal es levantarse e inmediatamente tomar café, muchas personas inclusive no pueden empezar su día sin una taza de esta bebida. Y nadie dice que no nos ayuda a levantarnos de la cama y a enfrentar el día a día, pero existe una novedosa forma de tomarlo que promete ser más beneficiosa de lo que ya sabemos.

¿Qué es y cómo funciona?

 

La café-siesta consiste en tomarse una taza de café y después tomar una siesta corta de 20 minutos, ni más ni menos. Una vez que tomamos el café, este es absorbido por el intestino delgado y llega al flujo sanguíneo, luego pasa al cerebro. De ahí entra en unos receptores que, por lo general, están llenos de una molécula adenosina.

La adenosina es un subproducto de la actividad cerebral, y cuando se acumula en altos niveles, se une a estos receptores haciéndonos sentir cansados. Pero con la cafeína en nuestro sistema, que actúa bloqueando los receptores, este queda inhabilitado para hacerlo, es algo así como ponerle unos frenos a nuestro cerebro.

Ahora, la cafeína no bloquea todos los receptores de adenosina, ella compite con la adenosina por uno de esos lugares, llenando algunos y otros no.

Y es aquí donde está el truco de la café-siesta: el dormir naturalmente despeja la adenosina del cerebro. Si duermes por más de 15 o 20 minutos, lo más probable es que tu cerebro entre en un estado más profundo de sueño (cosa que por ahora queremos evitar por lo que le llevará más tiempo recuperarse). Pero las siestas más cortas generalmente no afectan este proceso.

Entonces, si tomas una  siesta de solo 20 minutos, reducirás tus niveles de adenosina justo a tiempo para que la cafeína entre en acción. La cafeína tendrá menos adenosina con que competir y, por lo tanto, tendrá más efecto en mantenerte alerta.

Los experimentos han comprobado que la café-siesta es mucho más efectiva  que  tomar café de la manera convencional o que tomar una siesta. 

¿Lo probarías?