Mujer real

Mujer real

Aprende a encontrar el equilibrio entre tu vida personal y el trabajo

Establecer los límites entre la vida personal y laboral no es una tarea sencilla, pues las exigencias de un trabajo pueden obligarnos a llevar a nuestros hogares muchas de las cosas que deberían quedarse solo en la oficina; y es que es tanto el afán por querer ser buenos empleados y lograr el éxito, que sin darnos cuenta hacemos a un lado a la familia, a los amigos, y hasta llegamos a olvidar cómo se siente tener un tiempo para nosotras mismas.

Cuando esto pasa, lo primero que tenemos que hacer es detenernos y pensar en lo que realmente importa, debemos ordenar nuestras prioridades para así otorgarle a cada aspecto de nuestra vida el tiempo que merece. Piensa por un momento quién necesita más de ti, ¿tu jefe, tu negocio o tu familia?, no cometas el error de perder momentos extraordinarios con tus seres queridos por andar perdida entre papeles y llamadas de clientes que van y vienen. Sí, el trabajo es importante, pero la familia, los amigos y tu relación contigo misma también lo son.

Ahora, una vez que hayamos definido nuestras prioridades, debemos establecer los límites y hacer nuestro mayor esfuerzo por respetarlos. Entonces, si al salir de la oficina decidimos olvidarnos de llamadas, correos y papeles, ¡hay que cumplirlo!, a no ser que se trate de un asunto de verdad urgente. Hacer esto es realmente importante, porque si no somos capaces de definir dónde comienzan y terminan nuestras obligaciones laborales, ¿quién va a hacerlo por nosotras?

Debemos entender que antes que mujeres exitosas, somos madres, amigas, esposas… y necesitamos pasar tiempo con nuestros seres queridos, consentirnos y sentir la emoción de estar libre de compromisos, aunque sea por un instante. Hagamos un esfuerzo por recuperar el control de nuestra vida y aprendamos a lidiar con lo personal y lo laboral sin que una cosa interfiera con la otra.