Mujer real

Mujer real

Que la ansiedad no sea sinónimo de comer más

Es de lo más normal que cuando nos sentimos ansiosas acudamos a un chocolatico, unas galletas o cualquier alimento que, por pequeño que sea, termina siendo un exceso innecesario.

ansiedad-comer-mas


De antojito en antojito podemos aumentar de peso casi sin darnos cuenta, y nos costará más tiempo quemar esas calorías, que lo que tardamos comiendo, todo gracias a la ansiedad.

Como todas hemos pasado por ahí, así sea por deudas, preocupaciones con los chamos, compromisos importantes, hoy te damos algunos consejos para evitar caer en la tentación:

  • Haz que el agua sea tu mejor aliado: Mantente hidratada, con tu botellita de agua full y fría. Muchas veces confundimos sed con agua. Pero recuerda que si tomas varios litros de líquido al día, no puedes dejar de ir al baño, retener líquidos tampoco es la idea.
  • Reduce casi por completo la cafeína: En momentos de ansiedad, debemos evitar todas aquellas bebidas que sean estimulantes, como el café, el refresco, el té… Trata de estar serena, calmada y sentirte tranquila.
  • Come más de tres veces al día: Y no se trata de chuchear y embasurarnos el estómago, prepárate 5 comidas que sean altas en proteínas, vegetales y fibra, que te mantengan satisfecha y te eviten comer de más, y mal.
  • Ejercítate: No te tienes que inscribir en un gimnasio si no quieres, tranquila. Pero trata de salir a trotar un rato, hacer una hora de yoga, tres o dos veces a la semana, subir una montaña, manejar bicicleta, actividades físicas que te distraigan y alejen de ti a ese pequeño monstruo llamado “ansiedad”.

No te dejes derrotar por lo que puedes llegar a sentir en un día en específico, recuerda que el poder está en tus manos, tú mandas sobre tu cuerpo y por lo tanto, también sobre tus antojitos y todo aquello que te pase por la mente. Trata de estar siempre positiva, optimista y cuidándote muchísimo, tanto interna como externamente.