Mujer real

Mujer real

¿Adicta al conflicto? | Belkis Carrillo

Hace unas semanas una cliente me contaba que después de muchos años de peleas con su esposo, debido a la ex de él y los hijos que tenía con ella, al fin habían encontrado un momento de calma y paz, que ya los niños habían crecido y que la ex se había calmado en sus ataques (porque finalmente se enamoró de otro) y que parecía que ahora todo estaba bien. Pero… y aparece la palabrita de la desgracia: ¡Pero!

Ahora ella está angustiada y pide la consulta. ¿Por qué? ¿Qué se supone que una persona en calma y paz, necesita hablar con un terapeuta? Y mientras ella me contaba el porqué me contacto, (que ahora tenía miedo de que él la dejara, que ahora que ya no hay problemas él quiera vengarse por todas las cosas que ella hizo o dejó de hacer durante esos años de peleas…) a mí me quedaba muy claro el motivo de su consulta.

Tras años de peleas, malas caras, insultos, gritos, descalificaciones y hasta ausencias… ¡Ella se había vuelto adicta al conflicto! Y ahora no sabía vivir sin esa sensación de malestar en el cuerpo y en la mente.

Hoy en día, muchas mujeres han perdido la capacidad de disfrutar. Casi todas están enfocadas en controlar, en predecir el futuro, sobre todo un futuro en el cual ellas asumen que las engañarán y abusarán. ¿Saben qué es mejor? ¡Ocúpense de las cosas cuando realmente sucedan! Anticipar no sirve de nada y no es sano, lo único que lograrás es llenarte de ansiedad y por ende, tu humor cambiará a peor. Te dejarán de querer y entonces… ¡Tu predicción se hará realidad! ¿Quién va a querer a una negativa malhumorada? ¿Quién?

Ábrete a las posibilidades, experimenta lo bueno del presente, ten siempre más de una opción de respuesta ante cada nueva situación. Dedícate a soltar la necesidad de certeza. La única forma de sanar la adicción al conflicto es “practicar la flexibilidad de pensamiento”; para cada situación que suceda ten al menos cuatro alternativas distintas. Por ejemplo, si él no te contesta el teléfono puede ser que:

  1. No quiere contestar.
  2. Dejó el teléfono olvidado en el carro.
  3. El jefe lo ha llamado y no puede responder llamadas.
  4. Se le descargó la batería…

Y así podríamos seguir creando alternativas, este ejercicio, disminuye las emociones negativas.

Necesitas soltar la necesidad de ser leal a las historias de las abuelas, dejar de creer que realmente necesitas protegerte de los hombres y que todos son malos. Confiar en todos puede ser un riesgo, pero desconfiar de todos me parece un auto-daño enorme que te hará perder la alegría de vivir.

En fin, de ahora en adelante cuando vayas a sufrir por una historia, procura “tener pruebas de realidad” de que de verdad está sucediendo. Si ahora tu pareja y tú están en una época de reconciliación y buena comunicación, no te auto-agredas dudando de su buena fe y de lo que han logrado juntos. Recuerda algo, nuestro tiempo aquí es limitado, así que no lo desperdicies. Si vas a crear tu propia película, entonces asegúrate de que en ella tu salgas triunfadora.

 

Escrito por Belkis Carrillo

Psicóloga Venezolana. Coach. Terapeuta de Parejas. Conferencista

www.psicoespacio.net

Instagram @psico_espacio

Twitter @psico_espacio