Lo de Hoy

A 20 años de la muerte de Lady Di

Hace dos décadas del fatídico accidente que acabo con la princesa Diana y enluto el mundo.

La pregunta que embarga a generaciones posteriores es ¿por qué nos importa tanto Lady Di?, pues se trata que la princesa se volvió un ícono internacional no solo por su vestimenta, sino porque en cada una de sus acciones como mujer, madre, esposa y princesa de Gales era elocuente.

Fue una de las mujeres más fotografiadas del mundo, casi  como el ícono sexual Marilyn Monroe, pero ella lo utilizaba para algo útil. Cada una de sus imágenes tenía como objetivo la caridad, llevar la atención al necesitado con sutiles gestos pero que provocaron enormes cambios.

Una de las fotos que causaron furor fue la que se mostró dándole la mano a un enfermo de Sida, en épocas de tabú.  También realizaba viajes humanitarios en los que visitaba hospitales, escuelas y eventos de caridad.

Ganó premio de la paz en 1997, año en que murió por luchar contra las minas antipersonas en la que se sumó a la campaña de la Cruz Roja.

La princesa murió en un accidente automovilístico en París junto a su pareja que tenía pocos meses de romance, el productor de cine egipcio Dodi Al Fayed. Se había divorciado hacia un año del príncipe Carlos.

El 30 de agosto la pareja llegó a París  y fueron a cenar al hotel Ritz, cerca de la plaza Vendome. Después de la cena decidieron salir a escondidas en un Mercedes negro después de la media noche en los que unos paparazzis motorizados los persiguieron por el túnel donde se estrelló contra un pilar de cemento.

Lo cierto es que su muerte nos causó gran asombro y tristeza como si hubiéramos perdido un familiar, y es que Diana  creó un férreo vinculo de cercanía hacia cada uno de las personas de su generación y siguientes.